¿Desde cuándo está de moda el bronceado?

BronceadoNo hace mucho tiempo que las mujeres escogían esconderse del sol para lucir una tez blanca y sin imperfecciones. La piel blanca era símbolo de distinción, de un estatus social alto, ya pertenecieran a la aristocracia o a la realeza.

Hace mucho tiempo ponerse moreno no estaba de moda, era sino un reflejo de la clase social a la que pertenecían. La clase alta (la realeza, la aristocracia…) quería tener la tez lo más blanca posible para que se les pudieran ver las venas y la sangre azul que circulaba por ellas. Las personas que estaban morenas era porque trabajaban en las labores del campo. Los nobles disfrutaban del sol bajo sombrillas o mini-paraguas y no permitían que la luz les tocara la piel.

Sin embargo, a partir del siglo XX, los médicos de aquella época, conocedores de los múltiples beneficios de tomar el sol, comenzaron a recetar “baños de sol” para combatir numerosas enfermedades como la anemia o la depresión. Pocos eran los que, aunque por prescripción médica se ponían al sol, pues era un signo de debilidad. Pese a estas consideraciones, a la clase alta seguía sin gustarle demasiado esta nueva recomendación, según afirma la agencia de noticias SINC.

En la antigüedad, la gente se aclaraba la piel con productos que hoy se sabe que son muy tóxicos. Por ejemplo, ya en el año 400 antes de nuestra era, los griegos se blanqueaban la piel del rostro con polvos hechos de carbonato de plomo. La esposa del emperador romano Nerón, Popea Sabina, seguía esta costumbre. En el siglo XVI, algunas italianas utilizaban ni mas ni menos que arsénico para dar a su rostro un aspecto aún más translúcido.

maquillaje-roma

Ya sabemos que para las romanas era muy importante tener la tez blanca y suave, aunque con las mejillas sonrosadas, también utilizaban extractos de limón, rosas o jazmín. Uno de estos ungüentos, que además era el más caro, era el ocre rojo, que era importado desde Bélgica.Las mujeres cubrían sus rostros con cerusa compuesta por carbonato de plomo, con yeso y creta.

En esa época, las mujeres más pudientes se abastecían de maquillajes blanquecinos para el rostro y el cuerpo, tocadores repletos de tabletas de maquillaje que compraban en los mercados. Había tiendas especializadas en la venta de estos cosméticos, recibían el nombre el vendedor, las más populares entre las mujeres de esta sociedad eran pigmentarius, ungüentarius y farmacopola.

Unguentario

La vendedora de flores de John William Godward y Ungüentario antigua Roma.

Las mujeres más acaudaladas compraban estos productos tan caros que venían en frascos de oro, madera, cristal o hueso. Algunos de ellos tenían unos precios tan prohibitivos que la Lex de Oppia intento limitar su uso en el 189 a. c. según Reyes, dioses y héroes.

POLVO BLANQUEAR

En unas excavaciones arqueológicas en Londres se encuentra un envase metálico de 2000 años conteniendo una crema cosmética.  El envase era de origen Romano. Recipientes antiguos de hueso y madera

Sabemos también que las antiguas damas de la realeza, como por ejemplo María Antonieta, quisieron mostrar un aspecto pálido, casi enfermizo era elevar su belleza a la enésima potencia.

Pero todo cambio en 1923, cuentan los expertos que cuando la diseñadora francesa Coco Chanel tras unas vacaciones en yate del Duque de Westminster regresa con una piel bronceada, Los múltiples periodistas que la esperaban a su regreso, inmortalizaron el momento con sus cámaras fotográficas, esta instantáneas de la diseñadora se convirtieron en una revolución y el concepto de estar moreno cobró una nueva dimensión.

A partir de este momento, muchas fueron las mujeres que quisieron imitar a Coco Chanel y su piel morena, que pasó de ser algo denostado por la clase alta, a lo más moderno y bonito para estar a la última. Mucha gente pasa horas enteras tomando el sol.

_La moda es como la arquitectura_ se

Josephine Baker, la primera mujer afroamericana en protagonizar una película y que en la época trabajó de modelo, fue otra de las mujeres que, junto a Chanel, marcó el cambio de paradigma en cuestiones de piel. A partir de ese momento, muchas mujeres emularon el bronceado de la diseñadora o el color natural de piel de la artista. Baker fue conocida como “La mujer de la piel de caramelo”

Tal fue el éxito, que en 1927 el perfumista francés Jean Patou lanzó la primera loción bronceadora, que anunciaba un color tostado sin necesidad de esperar a que llegase el verano.

Durante los años 50 el aceite de bebé se convierte en el bronceador más usado por los amantes del sol, las playas comienzan a llenarse de personas que quieren poner su cuerpo al sol y llevarse a casa un estupendo bronceado. Los cuerpos pálidos pasan a la historia, abriendo paso a cuerpos y rostros bronceados, este nueva moda se convierte en un referente estético que abarca todas las clases sociales. Y como todo vende, es cuando también aparecen las primeras marcas de bronceadores, campañas que invitan  a tener una piel bronceada, suave y radiante.

Uno de los primeros bronceadores de la firma Coppertone

Uno de los primeros carteles publicitarios de bronceadores de la firma Coppertone

En los años 60 y 70 los bikinis en España están en auge, son muchas las mujeres que quieren broncearse completamente y no dudan es utilizar estas prendas. Ibiza, además del destino hippy, era el centro del bronceado en España, dando paso al nudismo y a lucir pieles bronceadísimas y sin marcas.
También en esta época es cuando aparecen las primeras camas para el bronceado.

Mujer tomando el sol

En la actualidad tener una piel bronceada está de moda, ¿O. no? algunas revistas de actualidad lo ponen en duda, el moreno “María tostada” ya no es lo que era, hace unos años el bronceado fue símbolo de distinción, ahora mismo parece pasar a un segundo plano.

Si bien es cierto, que el sol es una fuente de energía, para la tierra y para nosotros mismos, los días que nos da un poco sol parece que nos encontramos más alegres y de mejor humor, pero cada vez son más las personas que se decantan por la prevención frente a los daños provocados por los rayos ultravioletas del sol.

  • Ahora, el bronceado excesivo, peligroso para la salud.Muchas agencias de modelos ya rechazaban el moreno excesivo, porque “quedaba mal en las fotos”. Ahora, además, la OMS advierte que exponerse a las cabinas de bronceado UVA antes de los 30 años aumenta en un 75% el riesgo de desarrollar melanoma. Campañas como la de Isabeli Fontana –excesivamente bronceada- para H&M ya han levantado ampollas.(Marie Claire)
  • La exposición a los rayos solares ha demostrado tener propiedades adictivas, al liberar ciertos opioides en el cerebro y es por eso que algunas personas terminan desarrollando un cuadro psiquiátrico denominado tanorexia, que describe la necesidad obsesiva de broncearse.[

2 pensamientos en “¿Desde cuándo está de moda el bronceado?

No seas tímido. Deja un comentario.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s